martes, 21 de octubre de 2008

Blindness: ensayo visual sobre la ceguera




Julianne Moore en Blindness


Lugares anónimos. Personajes anónimos. Sin embargo, muy familiares. José Saramago, de su puño quiso mostrar como era esa responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron. También quiso exhibir a aquellos que súbitamente dejan de ver aún teniendo los párpados abiertos; algo que, de acuerdo con el autor portugués, puede contagiarse y propagarse a todo el género humano.

La metáfora de la crisis social manifestada debido a una ceguera blanca – ceguera tan blanca como un mar de leche, – parece demasiado ordinaria. La adaptación de Fernando Meirelles aporta poco en términos narrativos, pero el director se esfuerza en desarrollar un particular modo visual que logra complacer. Meirelles echa mano de esa fotografía que realmente molesta a los ojos por su brillo y su blancura, a cargo César Charlone; Charlone casi nos había deslumbrado anteriormente en The Constant Gardener. La edición, perfecta, fragmenta los movimientos de cámara de Meirelles que al final han de constituir un filme con más estilo que substancia – con permiso de Saramago y de su gran alegoría. Julianne Moore, Mark Ruffalo y Gael García Bernal, salen bien librados pero sin gloria. La música resulta interesante y hasta cautiva: minimalista, un poco experimental, compuesta por Marco Antônio Guimarães.

Me parece que Blindness se suma a esas cintas del año que han pretendido poner en evidencia las características más crueles de la sociedad en medio de una contingencia cuyo control escapa por momentos de las manos del hombre. La Zona, The Happening e incluso [●REC], compartirían un lugar en esa categoría. Blindness también recurre al concepto del cine sensorial y claustrofóbico como aquél de Le Scaphandre et le Papillon y en algunos instantes parece rozar la tan mencionada universalidad de cintas como Babel.

8 comentarios:

Champy dijo...

Era practicamente imposible conseguir salir bien librada, y no lo logró.

Triste por todos.

Creo que mas que una crisis social, Saramago manifiesta la crisis humana que vivimos....

Nop, ni siquiera apenitas le pongo, ellos hicieron lo que pudieron, y lo hicieron bien, pero el resultado en conjunto no completa, no es tache para Julianne, ni la estoy disculpando, lo que hizo lo hizo bien, pero nop.

Saludos.

Paxton Hernandez dijo...

Meh. La verdad es que no pensaba verla. Ahora menos. No soy fan de las películas que pretenden "abrirme los ojos". Puagh.

Saludos, y ya no trabajes tanto jejeje.

fermexial dijo...

Blindness es una de las mejores películas que he visto en lo que va de año, pero es cierto que no tendrá el reconocimiento que merece. Resulta demasiado cruda para mucho público, especialmente en EEUU. Meirelles vuelve a demostrar su habilidad para atrapar con una historia, o en este caso, para reproducir la esencia de una novela de éxito. Las sensaciones del libro las encuentras en el filme. Creo que es todo un éxito de adaptación. Una historia que no deja indiferente. Sinceramente la recomiendo en este año dominado por las secuelas y los héroes de cómic (un preludio de lo que vendrá próximamente)

marichuy dijo...

Eddney

Yo solo he leído el libro del Maestro Saramago, una gran historia, sin concesiones, ni sentidos del humor estúpidos, pero también carente de excesos; sobria y maravillosamente bien escrita. Tengo mis dudas en ver el film: el morbo me quiere ganar, pero aún no lo decido.

Saludos

Alely dijo...

mmmm, osea, no convence... grax por avisar! ya pensaba en pasar, y si... paso sin ver!

Eddney Todd dijo...

Saludos a todos. Gracias por pasar.

Champy:
Tampoco es mala. Creo que la volverîa a ver porque ese estilo particular que uso Meirelles me gusta. Me gusta.

Paxton:
De aquellas películas del año que pretenden "abrir los ojos", esta es la que menos me llegô. La historia me pareciô muy ordinaria.

Fermexial:
Gracias por tu visita. Blindness no es mala, no. Cruda, en efecto, pero si no fuera asî, ¿entonces como? Se percibe que se trata de adaptaciôn fiel, moderada.

Marichuy:
La pelîcula igual: sin concesiones, ni sentidos del humor estúpidos. Aunque excesos creo que si los hay. Excesos de estilo principalmente.

Alely:
No convence. Pero sî complace. Hay que verla por el trabajo visual que propone el director.

Champy dijo...

Mmmmmm.....

Aqui aclaremos.

Mirelles plasma en pantalla definitivamente lo que Saramago escribió, no exagera ni pone de más.
Excesos?????
Puies ahí estaban!!! desde el ensayo!!! pero las imagenes son mas dañinas que las letras....

Pero quien no la vea que no hable.

The Independent dijo...

Personalmente considero que esta película consigue su objetivo, aunque a un coste bastante alto.Imposible darle un tratamiento distinto a la obra de Saramago. BLINDNESS (la película) es una obra de autor, y pienso que Meirelles ha tenido las agallas para llevar a la pantalla una historia como esta.No diré que es una película perfecta, pero justifico mucho de lo que el director puso en escena. Debe entenderse que estamos ante una película metafórica, y tal vez uno de los mayores aciertos es despegarse de ese aire esnobista y aleccionador que a muchos parece gustarles (véase el caso BABEL).
BLINDNESS es una película que aunque se presta a muchas interpretaciones, no busca una verdad absoluta ni pretende que asimilemos una moraleja. La crudeza de sus escenas son el motor para replantearnos la manera de vivir y afrontar la sociedad en la que estamos inmersos.
Aunque García-Bernal me resulta insufrible sea la película donde se le vea, su sobreactuada performance era necesaria para entender la magnitud de lo que acontecía, siendo además un punto importante la presencia del invidente que actuaba como su aliado. Sus actitudes reprochables reflejan la frustración contenida que bajo ciertos estímulos afloran arrastrando lo malo que llevamos dentro.
Sobre Julianne Moore, creo que es una incomprendida. Es cierto que su performance no alcanza a ser Oscarizable, pero su actuación cumple con solvencia de acuerdo a la trama de la película. Entiéndase que Moore no podía ser la actriz dramática que todos conocemos porque "Blindness" NO ES una película dramática. Sin embargo, tal vez faltó un poco más de fuerza antes que dramatismo. Su frialdad en ciertas escenas me hizo verla interesante y darle un carácter particular a mi interpretación sobre la película.
La fotografía es impresionante, aunque confieso esperaba algo más impactante a partir de los comentarios de amigos quienes la visionaron en el estreno. La edición es manejada con solvencia, aunque tal vez no sea apreciada tan atractiva como en los dos trabajos previos de Meirelles.
Y es que ese es el tema importante aquí: No podemos comparar a BLINDNESS con "City of God" o "The Constant Gardener", porque el tratamiento es completamente distinto. Sin embargo, las tres son fácilmente identificadas como producto de su director por el apego que tiene respecto a los problemas sociales; aunque BLINDNESS destaque por la profundidad y crudeza del tema en cuestión.
Saludos!