martes, 30 de junio de 2009

De Michael Jackson y Mister Lonely




Diego Luna casi es Michael Jackson

Michael Jackson, icónico, con su guante de lentejuelas y sus calcetas blancas, los pantalones por arriba del tobillo, creador de un estilo propio que ha cautivado tanto a críticos como a fans. Patentó sus zapatos anti-gravedad, revolucionó la forma de concebir y usar los videoclips y dentro de sus coreografías inmortalizó y popularizó el moonwalk – paso que tomó prestado del mimo francés, Marcel Marceau. Es probablemente la última superestrella creada gracias a una cultura y una industria hegemónicas.

"Parecerme a alguien mas... ser menos ordinario y encontrar algún propósito en este mundo". Así explicaba el personaje de Diego Luna su existencia como imitador de Michael Jackson en Mister Lonely, un filme del director estadounidense Harmony Korine, en el cual explora dentro de un ambiente bohemio, kitsch y surrealista, el culto a la celebridad y la vanidad de los sueños. Culto y vanidad que llevan a sus personajes, todos imitadores de grandes personalidades de la historia y de la cultura popular, a un estado casi autodestructivo, en el que la identidad propia ha sido completamente suplantada.

Korine ingeniosamente usa la figura icónica de Jackson junto con las de Marilyn Monroe, James Dean, Charlie Chaplin, entre otras, como símbolo de la veneración pública y asocia la historia de la tribu de imitadores con pasajes sobre un grupo de monjas de una comunidad religiosa rural. Mientras los imitadores, fervientes, preparan un espectáculo destinado al fiasco en un castillo perdido en Escocia, las monjas descubren el milagro divino de la caída libre sin paracaídas. El común denominador: la pretensión fanática de un sueño que finalmente termina en deprimente tragedia.

El director, también guionista del filme, usa títulos de canciones del Rey del Pop para describir la secuencia de los eventos: Man in the Mirror, Beat It, Thriller, y por último, You Are Not Alone. En realidad, la última parte parece hacer honor al título de la primera, de acuerdo con las letras de la canción: "I'm gonna make a change, for once in my life... I'm starting with the man in the mirror."

Mister Lonely, con buenas interpretaciones de Diego Luna, Samantha Morton y Denis Lavant y la actuación especial del director alemán Wegner Herzog, es una buena pero muy sombría reflexión sobre el fanatismo, los sueños y las celebridades que trascienden al tiempo.

3 comentarios:

Latamoderna dijo...

se me fue, se me fue...

Y quería verla, y más ahora que dices que el Luna está bien... nunca me ha parecido bueno en particular, pero soy re curiosa...

g. neidisch dijo...

Hm. Me gusta mucho Korine. Hace poco estuve viendo su dogma (Julian Donkey Boy, también con un rolecito de Herzog) y me di cuenta que Mr Lonely me gusta menos que Gummo y JDB.
Es cierto, Dieguito es creíble, la Morton brillante como siempre.
El subplot de Herzog y sus monjitas es como que esperanzador. Creo.
Un besito!

Eddney Todd dijo...

Latamoderna:
No me agrada mucho el Luna. En esta peli no estâ mal, aunque entre aquello que brilla, él es de lo que menos destaca.

g. neisdisch:
Me enamoré de Marylin Morton. El subplot de Herzog esperanzador??? A mi me pareciô devastador.