jueves, 19 de junio de 2008

This is really happening!

Mark Wahlberg y Zooey Deschanel en The Happening

Hace un más de un año, sin conocer los detalles sobre la más reciente cinta de M. Night Shyamalan escribí lo siguiente en un post: "El viernes 13 de junio del 2008, se tiene previsto el estreno de la próxima película de Shyamalan: The Happening. Será protagonizada por Mark Walbergh (nominado al Oscar por The Departed), quien interpretará a un profesor de ciencias cuya familia – al igual que el resto de la sociedad – se ve amenazada por un evento apocalíptico. Sí, puedes suponer que es un thriller irreal y absurdo como los anteriores, pero si ves más adentro encontrarás una gran alegoría de nuestra vida cotidiana." Aunque esto no es 100% exacto, no estaba tan equivocado.

Hoy salí de la sala cine casi fascinado pero más abstraído que de costumbre, preguntándome qué rayos era lo que acaba de ver. The Happening efectivamente puede pasar como un "thriller irreal y absurdo", pero me niego rotundamente a darle ese calificativo. Shyamalan demuestra una vez más que su ingenio es sobresaliente y que tiene una manera peculiar de meter en problemas a sus personajes, siempre obligándolos a enfrentar sus temores más grandes.

Una vez más, Shyamalan hace de su historia una crítica llena de simbolismo, en la que deja claro que el peor enemigo del hombre es el hombre mismo. En ese sentido, el director hindú deja de lado la sutileza mostrada en The Village para construir un filme mucho más provocador, igual de trascendente pero tal vez menos brillante. Shyamalan se arriesga más que en ocasiones anteriores: introduce secuencias realmente irrisorias que buscan entretener, complacer al espectador. Sin embargo, en el fondo él no es complaciente y básicamente pide que el espectador se suba a su barco. Probablemente es por eso que algunos han encontrado sus cintas tan absurdas e irreales.

En la cinta seguimos de cerca a Mark Wahlberg y Zooey Deschanel, quienes en medio de una atmósfera de terror colectivo intentan escapar de eso (the happening) que súbitamente ataca a nuestra sociedad. De la misma manera que ocurre en The Village, el amor adquiere en The Happening una dimensión extraordinaria, siendo un recurso que contrasta frente al miedo y la desesperada batalla del hombre por su sobrevivencia.

Finalmente, a pesar del escenario tan fatal, Shyamalan nos da una oportunidad. Aquello que intenta destruirnos es sólo un suceso momentáneo y aún no el fin de los tiempos.

3 comentarios:

Luis Luna dijo...

He escuchado comentarios tan contrarios unos de otros que la verdad ya estoy intrigado.

Shyamalan era de mis favoritos, hasta que La Dama en el agua vió la luz... veremos si regresa a mi podium o se va para siempre.

Saludos Eddney!

Paxton Hernandez dijo...

Jaja, creo que se va a ir para siempre.

Rob dijo...

Coincido contigo un muchas cosas, y yo también escribí algo al respecto, a ver si te puedes dar una vuelta en esta la nueva sección del blog en que estamos trabajando:

http://dosequisuno.blogspot.com/
-Solo reseñas-

Saludos